Torii Do of Souls

La Firma es aquello que en Trazos Legalmente nos identifica.

Para algunos, esconde rasgos de nuestra personalidad.

Es pués un sello único y personal.

 

Todos y cada uno de nosotros hemos pasado por ese proceso interno de busqueda

...Busqueda de nuestra propia firma identificativa hasta el final de nuestra vida.

 

 

Después de probar con varios tipos de firmas...

Un día...Una imagen:

 

Las puertas "Torii":

Los torii (鳥居) son los arcos tradicionales de los santuarios sintoístas o áreas sagradas, y son un ícono famoso de Japón. Torii literalmente significa “percha de pájaros”, y la palabra fue acuñada en el siglo X (durante el periodo Heian). Estos arcos eran hechos en primer lugar de piedra y madera, pero después se incorporaron otros materiales como el cobre, concreto reforzado, acero inoxidable, entre otros elementos. Se pueden dejar sin pintar, aunque comunmente están pintados de rojo bermellón.

Normalmente se coloca un sólo torii en la entrada del precinto sintoísta, pero en otros casos pueden haber uno detrás de otro. El primer arco, y el más grande se conoce como ichi-no-torii (一の鳥居), del que se suceden otros alineados, creando verdaderos túneles.

 

Tomé mi "P" la uní a la "T" y esa unión hacía la puerta, puse la "a" como la mitad del Ying&Yang en medio de la puerta y la "Y" al lado de la puerta.

 

Así podía escribir "Paty" 

Descarté la "R" pero...Como casi todo en esta vida...Muchos años después...De nuevo la encontraría su lugar.

 

 

Sería en el Entierro de mi Padrino Manuel...

Estaba frente al libro de "Firmas al Difunto"

y pensé:

Si! esta será mi firma definitiva. 

Fué la primera vez que en un documento público firmaba con ella.

16 abril 2018. Lunes para aprender "Buen-Padre"

 

"..Que en lugar de Patricia firmé como Patë.."

 

 

Pero como toda buena historia...La de esta Puerta Torii también tiene la suya.

Y aquella primera vez, fue un paso más en una larga historia que contar:

 

 

Érase una vez un sueño premonitorio antes de unas niñas gemelas nacer:

Patricia y Diana Gómez Docampo, nacidas de manera prematura a los siete meses un 13 de Noviembre de 1978 a las 13:13 horas.

 

La vida las separaría,en apenas unas horas después de nacer.

 

De manera "Poética" se volverían a juntar a través de otro sueño.

 

Sueño en el que al final del camino, a través de la Puerta Torii

volvería a sentir que ella siempre ha estado a mi lado...

Mi hermana gemela Diana.